Procesos

Oriente la organización hacia el cliente final, sus necesidades y convierta a las personas que trabajan en la compañía en el auténtico motor.

Un proceso de negocio es un conjunto estructurado de tareas, diseñado para producir una salida determinada o lograr un objetivo. Los procesos describen cómo es realizado el trabajo en la empresa y se caracterizan por ser observables, medibles y mejorables.

Mediante la gestión por procesos conseguirá orientar a la organización hacia el cliente final y a sus necesidades y convertirá a las personas que trabajan en la organización en el auténtico motor que la mueve.

Identificando y analizando los procesos de su empresa, se consigue:
  • Identificar y definir los procesos: por lo tanto el conocimiento no reside solamente en las personas, sino que pasa a formar parte de la organización.
  • Diseñar procesos no existentes.
  • Mejoras en la eficacia y la eficiencia: eliminar errores, eliminar duplicidad de tareas, reducir el tiempo dedicado a las tareas y control sobre todas las acciones de los procesos.
  • Modelización, automatización, integración, monitorización de forma continua.
  • Orientarse a la consecución de los objetivos de la empresa.
  • Medir resultados, analizarlos y por tanto, mejorarlos.
  • Los empleados reconocen que sus actividades individuales son parte de algo mayor y se alinean en torno a metas comunes.
  • Se evalúa si el resultado final es satisfactorio.
  • Se adecuan los procesos según las necesidades.
  • Estandarización de las actividades.
  • Optimización de los recursos y de sus costes.
  • Identificar puntos críticos e ineficiencias.
Mediante sus técnicas de levantamiento de procesos (TLP), CSI le ayuda en la consecución de los objetivos anteriormente citados y contribuye en la creación de valor en las empresas.

Además CSI da soporte en la implementación de las herramientas BPMS.
logo_insurance

 

Share on LinkedInShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone